[Crítica] Yo soy Simón

on
martes, 27 de marzo de 2018
Título: Yo soy Simón.
Título original: Love Simon.
País: Estados Unidos.
Director: Greg Berlanti.
Duración: 110 minutos.
Idioma: Inglés.
Basada en el libro: "Yo soy Simón", de Becky Albertalli.


Sinopsis:
Todo mundo merece una gran historia de amor. Pero para Simon Spier, un chico de diecisiete años, resulta ser un poco más complicado: todavía no le dice a su familia o amigos que es gay, y, de hecho, ni siquiera conoce la identidad del compañero de clase anónimo del que se ha enamorado en línea. Resolver ambas cuestiones prueba ser hilarante, aterrador y un punto de inflexión en su vida. Dirigida por Greg Berlanti (Dawson’s Creek, Brothers & Sisters), escrita por Isaac Aptaker y Elizabeth Berger (This is Us), y basada en la aclamada novela de Becky Albertalli, YO SOY SIMÓN es una historia divertida y sincera acerca del viaje emocionante de encontrarte a ti mismo y enamorarte, para poder alcanzar la adultez.


Opinión:
Lo que parece ser una simple comedia romántica para adolescentes va más allá de este término. Probablemente si se hubiera estrenado hace unos 10 años habría causado discusiones sobre si es apta o no para el público a la que va dirigida, sin embargo, ha llegado en un momento en que la sociedad esta más preparada para recibir estás historias. Las nuevas generaciones necesitan tener más cosas con las que identificarse, y ayuda mucho si consiguen identificarse con cosas positivas. 

Si bien la película sigue siendo dirigida para adolescentes es muy probable que personas mayores la disfruten al sentirse identificados con algunas situaciones por las que pasa el protagonista y consigan llegar a decir: si hubiera salido hace tiempo, las cosas habrían sido diferentes.

Sobre la historia de amor, si, es una historia romántica para adolescentes con el giró de ser protagonizada por un chico gay; detrás de todos los clichés a los que ya nos acostumbramos hay un mensaje de aceptación y amor por uno mismo.

En menos de dos horas esta película consigue mover emociones, pasas de las risas al llanto y vas sintiendo empatía por el personaje principal, no importa que no seas gay, en algún momento de nuestra adolescencia todos hemos pasado por una etapa en la que nos da "miedo" decir las cosas abiertamente y recurrimos a guardar secretos que nos hacen sentir aislados del mundo; la historia de Simón nos demuestra que podemos enfrentarnos a cualquier situación y conseguir salir del "problema" si de verdad lo queremos.


Puntuación:


Be First to Post Comment !
Publicar un comentario